El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, rechazó haberle faltado al respeto al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien esta mañana comentó que el mandatario local lo trató de involucrar en las manifestaciones violentas ocurridas en la “Perla Tapatía” después de la muerte del Giovanni López.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, Alfaro Ramírez aclaró que los testimonios dan fe de que al dirigirse al Ejecutivo federal le dijo que sigue creyendo en que “él no es capaz de hacer una cosa de esa naturaleza, y yo confío en que el presidente quiere que le vaya bien a México y ojalá quiera que también le vaya bien a Jalisco”.