• Algunas zonas reportan pérdida total de la cosecha para el ciclo 2019-2020, por lo que es necesario implementar acciones

Atoyac.- Unas 500 mil toneladas de caña a nivel nacional se encuentran afectadas por la sequía, principalmente en los estados de Veracruz, San Luis Potosí, Tamaulipas y Quintana Roo, donde los daños son en diversos grados, aunque algunas áreas reportan pérdida total de la cosecha para el ciclo 2019-2020.

El presidente de la Unión Nacional de Cañeros CNPR, Carlos Blackaller Ayala, manifestó que los daños corresponden al 60 por ciento de la superficie nacional, por lo que es imprescindible establecer mecanismos de atención para atenuar las pérdidas y evitar las consecuencias no deseadas.

Por ello, hace un llamado para que en conjunto con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y los gobiernos estatales, emprendan de inmediato acciones al lado de los productores de caña y los industriales.

El presidente de la Unión Estatal de Cañeros CNPR, Ángel Gómez Tapia, manifestó que aún no se terminan de cuantificar los daños, pero son cuantiosos y golpeará la economía de cientos de familias que viven de este sector productivo, quienes no podrán cosechar para el siguiente ciclo azucarero.

Ambos dirigentes, coinciden en que deben instalarse mesas de trabajo para dimensionar el problema, analizar propuestas de solución y estrategias concretas de atención y previsión conforme a las características productivas de cada una de las regiones afectadas, lo que además permitirá el rescate del medio ambiente.

Blackaller Ayala, puntualizó que es importante para el País este sector productivo del que dependen cientos de familias, luego de que se concentra en 15 estados de la República y en las últimas fechas ha sido golpeado por la caída del precio del azúcar, el cambio climático y es urgente implementar medidas para evitar la quiebra.