FRANCIA.- Los investigadores hallaron un cuerpo entre los restos del fuselaje del avión en el que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala, según dijeron ayer lunes. El aparato desapareció hace dos semanas cuando cruzaba el Canal de la Mancha.

Sala y el piloto, David Ibbotson, eran los únicos ocupantes del pequeño avión cuando desapareció de los radares en la noche del 21 de enero, durante un vuelo entre la ciudad francesa de Nantes y Cardiff, después del fichaje del delantero por el club de la capital de Gales de la Liga Premier. Los restos del aparato fueron localizados el domingo luego de que la familia del jugador recaudó fondos para iniciar una búsqueda privada con David Mearns, un estadounidense especialista en la detección de naufragios, en colaboración con investigadores británicos.

Un vehículo submarino a control remoto rastreó el lecho marino y confirmó que el objeto detectado era el avión Piper Malibu desaparecido, con el número de registro N264DB visible en una imagen del fuselaje publicada ayer lunes.