Orizaba.- Como consecuencia de que se perdió el sentido de respeto, fidelidad y sacramento de la unión matrimonial, las nuevas generaciones no sólo buscan emociones fuertes sino que manifiestan su falta de confianza y compromiso para vivir en matrimonio, consideró el predicador, Wilfredo Peña Guillermo.

Al poner en marcha ayer el Congreso Católico, Fe y Confianza en Dios, dijo que los jóvenes no quieren casarse ni siquiera por el civil, porque no ven en sus padres un signo de amor, lealtad y fidelidad   Acompañado del presbítero, Luis Germán Alpuche San Miguel, sostuvo una charla con matrimonios católicos para dejarles un mensaje enmarcado en el Año de la Fe que vive la comunidad católica en todo el mundo.

Matilde de los Santos Parada

El Buen Tono