La Navidad

ORIZABA.- Empresarios se reunieron la mañana de este viernes con el alcalde de Orizaba, Igor Rojí López, para pedirle que modifique los horarios para que comercios operen y se abran calles cerradas por el cerco sanitario, entre otras demandas.

A la Sala Independencia del Palacio Municipal acudieron el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), Francisco Jiménez; el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) zona Córdoba-Orizaba, Luis Cruz Montesinos; el presidente de la Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (CANACINTRA) Orizaba, Octavio Gracián y el delegado de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), David Castañeda.

Expusieron las afectaciones por la contingencia y la necesidad de apoyo. Los empresarios propusieron que baje la tarifa de parquímetros, que los restaurantes puedan trabajar más horas, que se les permita vender cerveza y vino, además de que haya menos calles con filtro sanitario.

Tras más de una hora de dialogar, el alcalde les pidió que esperen al primer día de julio y que si no hay un aumento exponencial de los casos de COVID-19, se retiraría el cerco sanitario del Centro.

Detalló que los restaurantes seguirán con el horario que tienen para trabajar, que no pueden vender alcohol para consumo en el sitio.

ACATARÁN DISPOSICIONES

A pesar de que sus ventas han bajado hasta 80 por ciento, los empresarios de Orizaba seguirán acatando las medidas dispuestas por el Ayuntamiento por la contingencia. Detallaron que unos días antes del primero de julio se reunirán con el Alcalde para saber si será retirado el cerco sanitario del Centro de la ciudad. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) de Orizaba, Francisco Jiménez, afirmó que durante la reunión sostenida este viernes con el presidente municipal, Igor Rojí López, sí fueron escuchados pero habrá cosas que no podrán cambiar por ahora.