LaTorre Inclinada de Pisa ya no está tan inclinada, luego de más de dos décadas de labores para enderezarla, los ingenieros afirman que el famoso campanario toscano ha recuperado cuatro centímetros (1.57 pulgadas) más y se encuentra en un mejor estado estructural de lo esperado.