Orizaba.- A unos días del primero de diciembre, fecha en que la diócesis de Orizaba anunció la instalación de un altar a la Virgen de Guadalupe en la parroquia de La Concordia, ya se puede observar los trabajos que se están realizando.

De acuerdo a las autoridades eclesiásticas, tiene como fin evitar las aglomeraciones y así lograr que no se corran el riesgo de la propagación del virus SARS-CoV-2, sin que esto impida que los creyentes realicen su oración, además de que el templo será serrado.