Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(CDC) de EU descubrieron que un virus mortal llamado Chapare, que lleva el mismo nombre de la provincia boliviana donde se registró por primera vez en 2004, se puede contagiar de persona a persona, algo que eleva la preocupación ante posibles futuros brotes.

Hasta ahora, los expertos solo sabían que este virus se transmite por el contacto con la orina o excrementos de ratas. Sin embargo, se investigó un pequeño brote ocasionado en el 2019, cuando se registraron cinco infecciones y tres fallecimientos, reflejando el elevado índice de letalidad.