Israel ha puesto “en alerta máxima” a sus embajadas en todo el mundo este sábado ante la posibilidad de que Irán pueda tomar represalias por el asesinato del prominente científico nuclear Mohsen Fakhrizadeh, informa el medio israelí N12.

Fakhrizadeh, considerado por muchos el padre del programa nuclear iraní, fue asesinado este viernes en la localidad de Absard, a unos 60 kilómetros de la capital, Teherán. Los atacantes detonaron un vehículo con explosivos para bloquear la vía antes de abrir fuego contra el coche en el que viajaba. El Ministerio de Defensa iraní calificó el suceso como un atentado terrorista.

El Presidente la nación persa, Hasán Rohaní, ha responsabilizado directamente al Gobierno de Israel de estar detrás del asesinato del prominente científico Mohsen Fakhrizadeh.