El juez Jon S. Tigar, de la corte federal de distrito de San Francisco, emitió una orden de restricción temporal contra el decreto del presidente Donald Trump que prohíbe el derecho de asilo a todo migrante que cruce la frontera sur sin documentos, mientras miles de centroamericanos se desplazan por México para llegar a Estados Unidos.

Con la llegada de las primeras caravanas de migrantes a la línea fronteriza, Trump decretó el 9 de noviembre que toda persona que cruce a territorio estadunidense de manera ilegal no será candidata para recibir asilo. Argumentó que el veto era necesario para frenar una amenaza a la seguridad nacional.