Júpiter y Saturno se encuentran actualmente muy cerca el uno del otro vistos desde la Tierra, y justo después de la puesta del sol en la noche del 21 de diciembre, la fecha del solsticio de invierno, prácticamente “chocarán” para convertirse en un punto de luz superbrillante para los observadores desde nuestro planeta.

Los dos planetas más grandes del Sistema Solar, que han estado presentes en el cielo nocturno durante meses, ahora parecerán estar más cerca el uno del otro de lo que han estado desde la Edad Media. Si las condiciones meteorológicas lo permiten, el evento se podrá observar de noche desde cualquier lugar del planeta, aunque la visibilidad será mayor cerca del ecuador.

“Las alineaciones entre estos dos planetas son bastante raras, ocurren una vez cada 20 años más o menos, pero esta conjunción es excepcionalmente rara debido a lo cerca que se verán los planetas. Tendría que retroceder hasta justo antes del amanecer del 4 de marzo de 1226 para ver una alineación más cercana entre estos objetos visibles en el cielo nocturno”, dijo Patrick Hartigan, astrónomo de la Universidad Rice, citado por le portal Phys.org.