México, D.F.- Para redimirse de una de las semanas más difíciles de su carrera -durante su estancia en Londres fue abucheado por llegar tarde a un concierto y, posteriormente, se enfrentó con un paparazzi-, Justin Bieber se ha puesto de nuevo en contacto con su ex pareja con el fin de convencerla de que le dé una segunda oportunidad. 

En la propuesta del artista canadiense, sin embargo, habría tenido mucho peso la influencia de su madre, Patti Mallette, quien sigue considerando a Selena Gomez una pieza fundamental para cambiar la errática conducta de su hijo.

“Selena tiene los pies en la tierra y es muy madura para ser tan joven. Era una influencia fantástica y tranquilizante para Justin y no dejaba pasar ninguna de sus insensateces. También es una gran artista como él, por lo que no había ninguna clase de lucha de egos entre ellos”, reveló al diario Daily Mirror una fuente cercana a la ex pareja.

 

 Agencias