Alejandro Solís
Columnista

Lo que quiso decir Brozo al declarar en cadena internacional que el presidente sería pinche de no servirle a la gente, es lo que cada quien entienda, según sus lecturas y experiencias. Para unos resulta sustantivo el adjetivo calificativo, despectivo y, aun, superlativo.
Para otros, no pasa nada intolerante por el centro del poder tan dado a las confrontaciones y, olvidos, con tal de distraer a la gente.
SustantivosCalificativos. Técnicamente, el término “pinche” renombra ayudantes de cocina sin mayores intereses que hacer bien la talacha exigida por el chef, y/o, el dueño del fogón.
Así mismo, pinche es quién ejerce la acción de pinchar como puede ser una coliflor en medio del banquete. O, quien se hizo famoso pinchando instituciones con su trinche para mandarlas al diablo.
SirvienteImperial. Por comparación: ¿resulta un pinche calificado quien sirve para la constitución de políticas económicas militarizadas, convenientes a fondos financieros internacionales? Sí.
Tan solo con el mañanero cotidiano de cotorrear la chorcha entorno de efectos banales del sistema, el colaboracionismo apátrida de subyugados resulta de extraordinaria ayuda al .9% de la población mundial en bonanza eterna, acostumbrada a vivir del 99.1% del resto de la humanidad atascada de pasivo laboral, inventarios arcaicos, sin mercado solvente, ni fondos para transformar las unidades productivas con tecnologías activadas por la 5G.
LaDemoCracia$ImponeAlGobiernoEnTurno. La deuda, la obsolescencia de la planta nacional, los sueldos y prestaciones de miseria y explotación incrementada por el impune outsourcing, el blindaje de los organismos autónomos de Estado y, más, en medio de la pandemia biológica descontrolada del covid-19-SARS, descarnan la confrontación del capital y el trabajo a favor de súper ganancias de los primeros, mas cuando sin asomo de piedad misericordiosa amenazan con mandar a la pobreza a millones de humanos que tuvieron la infortuna de no morir, ni vivir con secuelas, por su causa.
¿Cuántos no especulan con sus diagnósticos, accesorios, remedios, entierros, en espera de afamadas vacunas capitalizadas desde antes de ser mercancías?
¿Quiénes están curados de la tentación de usarlas como vehículo propagandístico en campañas, para llegar a soñados cargos?
QuiénSeEnojaPierde. Así como palafreneros ganan rindiéndose ante el encanto del poder en turno, para criticarlos el trabajo de caricaturistas, comediantes, arlequines y cómicos es parte del juego político posible y necesario; más, si sus gags resultan de estudios filosóficos sobre problemas sociales, como es el caso de El Tenebrozo, Ausencio Cruz y en su tiempo, Héctor Suárez y Palillo.
En buena lid democrática, ni quién se infle o se desinfle por algún buen o mal chascarrillo vertido frente al público y en vivo, pues, neta que la comicidad no es fácil para quién idea, actúa y acomoda chistes, tan pensados como espontáneos, a la medida de payasos y/o políticos de oficio.
LenguadoCamorrista. Regímenes entreguistas inspirados en la filo-sofía de Ivanka e Ivanna Trump, no desean iniciar, sostener y consolidar un país independiente, soberano, autónomo y libre más que en el rollo oficial autodenominado “liberal”, ni en el de sus opositores, aunque sea descalificado por conservador y/o reaccionario. Aunque Usted no lo crea, el contestatario solo juega al triste papel del enemigo necesario; comúnmente.
Por ejemplo: puede parecer una pelea el aumento salarial autorizado por dos de las tres partes comisionadas para tal efecto (empresarios, vs., gobierno y trabajadores). Pero, si consideramos, que, a cambio, el outsoursing seguirá vivo y coleando, ¿qué impide al patrón cerrar plazas formales, a la par de subcontratar personal por medios terceristas?
SaltimbanquisDeCuartaT. Intenciones ideológicas retóricas, errores interpretativos, modismos y costumbres desvirtúan el contenido original de los términos hasta llegar al caso traumático esquizofrénico de, por ejemplo, -estar hasta la m&%& por irnos bien padre en una fiesta y, de repente, sacarnos de onda por tanto pinche ruido. Por ende.
MangaAncha. En política pública hay principios no escritos. Uno de ellos es la tolerancia en extremo de los contestatarios, sobre todo si nos presumimos democráticos, en medio del fastidio social de sabernos mentirosos/engañados al paso de sexenios tras sexenios trazados por más peor de lo mismo.
PolíticosDistractores. Ideas consolidadas al través de los tiempos en sociedades imperiales del tipo dominante, siempre han de requerir la presencia fuerte del pan y del circo ocupando mentes y corazones de masas harapientas.
El pan representa las dádivas regaladas al populacho, hoy presentes en forma de bienestar “para todos, primero los pobres”. Apoyos menores a la productividad empresarial, entrega directa de los grandes proyectos a los financieros, así como el religioso pago de intereses de la deuda, incrementan el caudal dinerario para que la maquinaria económica patine, por lo menos.
El circo incluye todas las representaciones en público y/o en privado tendientes a ensalzar, denigrar y/o destruir al amigo y/o al enemigo; omitiendo que se carga el costo del pan cedido, al fondo perdido.
NoEsDiosUnPinchePresidente. Luego de hacer un juego de palabras, como acostumbra, Brozo adjetivó la función pública del mandatario, propiciando comentarios variopinta tendientes a velar la crítica central del discurso: los beneficios económicos obtenidos por su círculo familiar y político en campaña y durante los dos años de gobierno, poniendo en picota sus políticas populistas de no mentir, no traicionar y no robar.
La4ªTEstáBienPrima. Así como el Felipe CalDeRon es parte del pan -y, del circo- la prima Felipa Obrador -hoy, se sabe- es parte del reparto transexenal de contratos en Pemex.
Se dice que Eréndira Sandoval no facilita datos para profundizar en asuntos de corrupción y abuso de autoridad, que pudieran aflorar obvios apoyos caseros a intereses inter-primos. Tampoco sigue de oficio los casos de Endall, Etileno XXI, Biotech, Elektra, cuyos dueños son y han sido parte de la cohorte ejecutiva federal. Odebrecht, los muertos de Larrea, van quedando en el olvido.
Y, ni pío dijo cuando el hermano incómodo del presidente no tuvo reparo en demandar a Loret de Mola con 12 años de cárcel por dañar su imagen, al difundirlo recibiendo fajos de dinero, para la causa, más no para su provecho: porque, no siendo lo mismo, dicen, estamos obligados a creerles nomás porque lo afirman.
D10SNosLibreDeSerElMásPincheTrinche. Y así, mientras la escenografía nacional se recalienta al máximo con tanto tirador tras puestos de elección popular, quien debiera rejuntar los ánimos nacionales, aunque fuera nomás por aparentar, se encarga de crisparlos. ¿Por qué?
Porque el Ejecutivo no es el centro del poder, solo es “el ayudante” encargado en turno de firmar compromisos, proclamas, decretos, convenios a nombre de la Patria, pero favorables al capital.
TodosSomosBienPinches. Así como los políticos electoreros bailan al son del pandero que les tocan, igual son pinchados quienes gustan comprar ahora, pagando después, en cualquier tienda, como las de Coppel.
Telcel es más voraz, pues cobra el crédito sumado antes de usarse. Así, que: ¡el que no salte, es trinche!