Superiberia

Alejandro Solís
Columnista

La “caja negra” de Pávlov es un experimento psicológico diseñado para amaestrar animales, premiando sus logros y castigando sus desviaciones de la ruta trazada por el cliente.
AplicacionesSociales. Extrapolada a la política pública, la participación electorera es una caja negra de dos entradas y una sola salida, según, para elegir representantes democráticamente entre buenos liberales, o, malignos conservadores. Así de simple es el discurso Goebbeliano actual, caracterizado por una catarata de rollos mañaneros, difíciles de verificar, cuantificar y contestar; más, por lo blandengue de la frenada “oposición” de enemigos cómodos.
La4ªTorcida. Agotada la “caja negra del PRI-PAN-PRD” por su nulidad en el control de masas a pesar del poder y recursos económicos vastos de la reforma electoral neoliberal (1970-2018), reflejada en el alejamiento de las urnas del 60% del electorado, AMLO entendió, diseñó su gran proyecto de transformación social sin tocar al sistema capitalista, ni a su Estado, ni a los financieros. Y ganó con el apoyo de la mayoría que votó, pero de solo una tercera parte del padrón electoral formado por 90 millones de mexican@s mayores de edad.
En esos términos, cualquier programa de “apoyo” económico para el “bienestar” temporal de la gente (becas, regalos, vacunas gratis, recursos a fondo perdido para sembrar y/o comercializar) juega el papel de la “zanahoria” con que se premian las buenas acciones de los domesticados.
En este juego perverso de votar para filtrar decisiones de cúspide como si fueran de masas, unos juegan de títeres, otros de titiriteros; algunos de hilos, otros de tablas y tableros; hay quienes aplauden, y los que ponen las tramoyas. Pudiendo haber decenas de creativos, uno es el “CEO”; quien, a semejanza de los mejores escenarios tiene su representante ante el Consejo del Circo, que, además, atesora/cotiza en Banca y Casa de Bolsas financieras.
DelGatoYelRatón. Llama la atención el trato fino de analistas de medios de comunicación de masas a las políticas de AMLO, tan centrado en lo que dijo, hace y amenaza con hacer: unos dicen que cumple, otros, que no.
Coinciden sus opositores fifís en reclamarle por hacer lo contrario a sus promesas de campaña: no mentir, no robar, no traicionar; mientras los chairos siervos de la Nación, está felices con su gestión por -curiosamente- estar convencidos de que no miente, no roba, ni traiciona.
Así han pasado dos años de un gobierno propuesto a regenerar la transformación de la vida pública del país, que, para el líder y su cohorte, se va cumpliendo mucho más que rapidito, según sus propias cuentas y enorme capacidad de auto consuelo girando entorno de evitar la corrupción de funcionarios y empresarios neoliberales. Chispas: con tantos de ellos sumados desde siempre en sus filas y, otros, al día.
Al cabo de su administración ejecutiva del régimen, hay demasiada evidencia para calificar y/o descalificar con certeza sus logros. Pero, ni incondicionales, ni contestatarios están en capacidad de hacerlo por quedarse atados de un círculo vicioso nacido de una trampa ideológica tendida por el sistema: hacer creer a la gente que el presidente en turno detenta el poder absoluto y que todo se remite a separar las políticas públicas encargadas a siervos de la Nación de las cuestiones económicas encomendadas a capitalistas honestos, patrióticos, afiliados a la 4ªT, luego de prometer que sus porcentajes de ganancias no serán leoninas.
PielDeCordero. Esta visión color de rosa de la realidad nacional, acrítica, pseudocientífica y no ética, cuadra perfecta con los intereses del Sistema Internacional Capitalista (SIC), afinado y controlado por la oligarquía financiera, 100 multinacionales, y/o, unos 793 súper Rico Mac Patos que, a diferencia de la burguesía industrial, comercial y de servicios, de segundo pelo, controla el mercado mundial dedicada a prestar dinero a cambio de leoninos intereses: al punto de concentrar y centralizar 2.4 millones de millones de dólares gringos trillados durante los últimos 100 años al 90% de la población mundial.
FarmacoVellocinioDeOro. A diferencia de la consolante política contra la corrupción, OXFAM (enero 2021) reafirma que la desigualdad entre tanta riqueza y miseria es la causa de la pobreza, del racismo, así como de que por la pandemia mueran muchos más miserables que adinerados, incluida la paradoja de haber servido el Covid-19 para que la recesión haya concluido para el gran capital, mientras sume en la miseria a 40 millones más de terrícolas, sin posibilidades de recuperación.
La cosa está tan mal, que el FMI en reciente informe apercibe sobre muy próximos estallidos sociales en todo el planeta a partir de 2022; urgiendo el diseño de nuevas cajas negras para localizar y sosegar conflictos que no cuadren como liberales, ni conservadores.
LaMorenaCajaDelBienestar. El próximo 6 de junio, 94 millones 800 mil electores mexicanos podrán participar votando o siendo votados, como aspirantes a ocupar alguno de los 21 mil 383 cargos de elección cupular, como 15 gobernadores, 500 diputados federales, 1,063 diputados locales, 1,926 ayuntamientos y juntas municipales y regidurías.
Aceitada, reforzada para quedarse unos próximos 30 años, la caja morena de AMLO -populista, proteccionista, santona- bifurcada entre tan malos fifís y buenos chairos que al final del día se toman juntos el café, obedece a los dictados preventivos de los enfrentamientos multitudinarios profetizados por las mentes brillantes del FMI: fulminar estallidos para evitar la organización de clase del 90% de humanos proletarizados, embozados, contabilizados, rigurosa y permanentemente vigilados.

Vecino