El líder norcoreano, Kim Jong-un, declaró este 10 de octubre que “está agradecido” porque “ni una sola persona” se contagió con coronavirus en Corea del Norte. Su discurso se produjo durante un desfile militar para celebrar el 75.º aniversario de la fundación del Partido del Trabajo.

En ese contexto, expresó su agradecimiento al Ejército del país, que ayudó a prevenir la propagación del virus.

Hablando sobre la COVID-19, Kim deseó también a Corea del Sur recuperarse pronto, para que los ciudadanos de ambos países puedan “unir sus manos”.