Córdoba.- Los templos católicos se preparan para conmemorar la Semana Santa, en el templo expiatorio, el cuerpo y sangre de Cristo ya cuentan con la programación detallada de las actividades a realizar del jueves 28 hasta el culminar con el domingo de resurrección el 31 de marzo del presente año.

Con la tradicional entrada triunfal a Jerusalén de Jesús, el mesías, hijo de Dios hecho hombre, el domingo de ramos se rememora una vez más el júbilo del pueblo judío y cristiano, quién lo recibió con ramas y vivas como señal de bienvenida.

Los feligreses se preparan para acudir a las diferentes parroquias y capillas que les corresponde o dónde quieran asistir con sus familiares y amigos que los visitan durante la presente temporada vacacional.

El Presbítero del templo expiatorio, Francisco Rangel Ayala, ya organizó el programa anual de la semana mayor del 2013, en donde se llevarán a cabo los diversos eventos religiosos, para la reflexión y recogimiento de la grey católica durante los días santos.

Entre los eventos más relevantes se iniciarán con el próximo Domingo de Ramos, en dónde los feligreses acuden a la celebración de la misa con sus ramos y palmas, como símbolo de la llegada del mesías salvador.

A partir del próximo jueves santo, a las 17:00 horas se llevará a cabo la celebración de los actos conmemorativos en la colonia de Torreón, dónde se localiza la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, posteriormente a las 7 de la noche la celebración de lavatorio en la parroquia del Cuerpo y Sangre de Cristo y después, la vigilia de oración, que significa la exposición del santísimo sacramento en las 7 casas durante toda la noche, para ser visitados por los creyentes cristianos.

Para el viernes santo se han programado el tradicional viacrucis por las principales calles aledañas a la parroquia, con el recorrido de Jesús y de María, para el encuentro entre madre e hijo, camino al calvario, que en esta localidad a despertado una gran religiosidad.

En este mismo día, a las 17 horas -5 de la tarde- se realizará la celebración de la adoración de la cruz, en el templo expiatorio, en donde se prepara el mensaje de la Iglesia a todos los asistentes a este acto piadoso.

Acto seguido a las 7 de la noche desde el templo mencionado, se iniciará la procesión del silencio en donde todos los grupos religiosos de la parroquia participan en coordinación con las parroquias del Carmen y del santuario guadalupano, para recorrer todas las calles de la ciudad en los tres puntos donde se localizan las parroquias arriba mencionadas.

El sábado -que ya desde hace algunos años se ha considerado como santo-, se anuncia a las 9 de la noche con la vigilia pascual para llegar al domingo de Resurrección que ya es considerado por los clérigos como el día más importante para Cristo vivo y así continuar con los horarios de las misas ordinarias, por las felices Pascuas de resurrección. 

 

CARLOS IBAÑEZ DEL CASTILLO

El Buen Tono