La ambiciosa Norma Oficial Mexicana (NOM-35) para que las empresas atiendan el estrés laboral cumple este viernes un año en vigor con nuevos retos por la pandemia y una nueva etapa en la que podría haber auditorías y multas de hasta 400 mil pesos.

“El mayor logro es que se esté haciendo, que exista la normativa a pesar de que a muchas organizaciones o profesionales de recursos humanos en un principio les pudiera parecer que es más burocracia“, dice a Efe Montserrat Ventosa, directora de Talento, Cultura y Experiencia en Tecmilenio.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) publicó hace un año en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la norma de “Factores de riesgo psicosocial en el trabajo: Identificación, análisis y prevención” para ayudar a empresas y a trabajadores a evitar la violencia.