México, D.F.- En lo que representa una segunda fase de la llamada Operación Limpieza, la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a siete servidores públicos que presuntamente formaban parte de una red de corrupción al servicio del Cártel de Sinaloa, tres de los cuales pertenecían a esa dependencia.

José Cuitláhuac Salinas, titular de la ahora Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO antes SIEDO), reveló que se condujo esta investigación que permitió detectar a tres trabajadores de esta área a su cargo como presuntos colaboradores de la organización de “El Chapo” Guzmán.

 

Agencias