Nogales.- Más de dos mil pesos en efectivo, producto de las ventas del día y otros objetos de valor, fue el botín del que se apoderó un solitario ladrón, quien con pistola en mano sometió al repartidor de Coca-Cola que cubría su ruta en la congregación El Encinar.

Los hechos se registraron ayer por la mañana cuando Jaime “N”, quien es trabajador de la mencionada empresa refresquera, se trasladó a varias tiendas de abarrotes que se ubica en El Encinar, a bordo de un camión marca Kenworth rojo, placas XU-241-66 del Estado. 

Fue cuando salía del negocio, “Abarrotes La Hacienda”, que un hombre lo sorprendido y en una rápida acción lo amagó por la espalda con el arma de fuego, para enseguida ordenarle que le diera todo lo que llevaba en su cartera. Temiendo por su vida, el vendedor le dio al maleante los más de dos mil pesos que llevaba como pago de la mercancía que había vendido horas antes, así como el resto de sus pertenencias, amenazándolo de muerte en todo momento si hacía alguna tontería. 

 Jaime “N”, buscó el apoyo de la Policía para tratar de detener al ladrón que lo asaltó, aunque a pesar de la movilización que se registró durante varios minutos por parte de efectivos de la Policía Municipal y Estatal, no fue posible dar con la ubicación del maleante que huyó de la zona. 

El trabajador se comunicó vía telefónica con el apoderado legal de la empresa para informarle sobre lo sucedido, por lo que ambos se presentaron en la SUIPJ para interponer la denuncia correspondiente, contra de quien resulte responsable.