LONDRES.- El primer ministro británico, Boris Johnson, condenó hoy el asesinato de George Floyd por la policía en Estados Unidos calificándolo de “inexcusable”, al tiempo que pidió a los británicos que protesten “de forma legal y razonable”.

“Creo que lo ocurrido en Estados Unidos fue espantoso, inexcusable”, dijo Johnson ante los diputados durante la sesión semanal de preguntas en la Cámara de los Comunes.

“Todos lo vimos en nuestras pantallas y entiendo perfectamente el derecho de la gente a protestar por lo que ocurrió”, agregó en referencia a la muerte del afroamericano Floyd durante una violenta detención por un policía blanco en Minneapolis.

Pero, “obviamente, también creo que las protestas deben tener lugar de forma legal y razonable”, subrayó Johnson.

Una protesta por la muerte de Floyd estaba convocada para el mediodía en el Hyde Park de Londres y por la noche un grupo antirracista llamó a los británicos a arrodillarse frente a sus casas para manifestarse respetando las reglas del distanciamiento físico.

“Responsables de la policía británica aseguraron el miércoles comprender a “quienes están indignados”, al tiempo que recordaban que las restricciones contra la propagación del coronavirus en el Reino Unido siguen prohibiendo las reuniones de más de seis personas.

“Estamos con las personas en todo el mundo indignadas u horrorizadas por la forma en que George Floyd perdió la vida”, afirmó un comunicado publicado en la web del Consejo Nacional de Jefes de Policía.

Pero “también estamos indignados por la violencia y la devastación que se ha producido desde entonces en muchas ciudades estadunidenses”.