El tabaco y las bebidas azucaradas matan, pero antes se hablaba con eufemismos, dijo esta noche Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, luego de que la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (Anprac) reprobara que el funcionario llamara “veneno embotellado” a los refrescos.

“Qué bueno que haya polémicas porque eso despierta la conciencia de las personas. No se trata de tomárselo personal. La realidad es la realidad, y esa realidad se puede documentar. La evidencia es consistente. Hay productos que son nocivos para la salud. El tabaco, por ejemplo. Los cigarrillos, pipas, puros, el tabaco masticado antes de los años 50 del siglo XX tenían una gran aceptación social, hubo hasta épocas en las que se consideraba un producto benéfico y hasta se anunciaba con médicos. Más o menos desde los años 50 se encontró, a partir de múltiples estudios, una clara asociación entre el cáncer pulmonar y otros cánceres y el hecho de fumar. Estamos en 2020 y la evidencia es abrumadora: uno de los mayores riesgos para la salud está asociado con el consumo de productos del tabaco”, señaló López-Gatell durante la conferencia en el Palacio Nacional de la Ciudad de México.