Más de 2.4 millones de personas solicitaron el seguro por desempleo en Estados Unidos la pasada semana, en la más reciente ola de despidos causados por la pandemia de coronavirus, que ha forzado al cierre de negocios desde hace dos meses y lanzado la economía a una profunda recesión.

Aproximadamente 38.6 millones de personas han solicitado las prestaciones desde el comienzo de la pandemia, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

Otros 2.2 millones solicitaron ayuda bajo un nuevo programa federal para autoempleados, contratistas y trabajadores temporales, que ahora por primera vez tienen derecho a ayuda por desempleo. La semana previa la solicitaron 850,000 personas.