Con el telón de fondo de la causa judicial para determinar si hay responsabilidades penales en el fallecimiento del astro argentino del futbol, Diego Armando Maradona, quien fuera su médico de cabecera, Alfredo Cahe, ha opinado en recientes declaraciones: “Para mí fue un suicidio“.

“Digo suicidio porque Diego estaba cansado. Todos estos acontecimientos fueron consecuencia de un suicidio”, respondió Cahe a preguntas de los panelistas del programa de televisiónConfrontados. Asimismo, agregó: “Una de las mujeres de su entorno me dijo: ‘No quiere vivir más, está cansado de la vida, ya hizo todo’”.

Cahe explicó que a las pocas ganas de vivir de la estrella argentina se le habría sumado un entorno que no lo habría cuidado como debía. “La última vez que vi a Diego vivo fue en la clínica Olivos. Estaba prácticamente dopado y dormido, no pude hablar ni con él, ni con la psiquiatra, ni con el psicólogo. Inmediatamente se me cerraron las puertas”, afirmó el conocido médico.