CDMX.- Ayer en la valla fronteriza con Estados Unidos, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador dijo que México se convertirá en una potencia económica.

El País será ejemplo de desarrollo y bienestar en el mundo, se realizarán diferentes “cortinas” para el impulso económico y al empleo, las cuales se establecerán desde el Norte hasta el Sur del País.

Ya no queremos que se siga humillando a nuestro pueblo. El mexicano va a tener trabajo donde nació, donde están sus familiares.

López Obrador aseguró que el plan comenzará en el Sur, en el Suchiate, en Tapachula, con el Tren Maya y con la siembra de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables.

La siguiente “cortina” estará en el Golfo de México con la rehabilitación de refinerías y la construcción de una en Dos Bocas, Tabasco.

Otra “cortina” estará en el Istmo de Tehuantepec con el mejoramiento del ferrocarril de Coatzacoalcos, Veracruz, a Salina Cruz, Oaxaca, donde se creará otra zona libre en donde haya empleo y mejoren las condiciones de vida.