CDMX.- La suspensión de la Liga MX por la pandemia del Coronavirus le está significando al futbol mexicano una pérdida millonaria por todo lo que envuelve a cada jornada: desde derechos de transmisión y patrocinios hasta venta de entradas y consumos durante los partidos. 

Esta pérdida puede ser recuperada entre un 60 y 70 por ciento cuando la liga mexicana vuelva a la normalidad, aunque esa predicción luce complicada más porque las circunstancias no serán las mismas que las de los días originalmente programados para que se jugaran todos los partidos. 

“Calculo que en México se pierden entre 500 y 600 millones de dólares porque es una liga que se ve en Estados Unidos, México y Centroamérica. Cada jornada que no se juega equivale a esta pérdida. Si las jornadas no se alteran y repiten ese consumo puede regresar”, dijo Luis Ramón Carazo, especialista en economía del deporte. 

“Si alcanzan a salir a tiempo existe la posibilidad de recuperar una parte porque si suspendiste un partido, cuando se celebre recuperas la entrada y esquilmos, aunque no al 100 por ciento porque puede que no acuda la misma cantidad que se esperaba al inicio”. 

El juego del pasado domingo entre América y Cruz Azul significó una pérdida de 45 millones de pesos porque no hubo ingresos por entradas ni consumos dentro del Estadio Azteca, según Carazo.  El especialista señaló que no solo se ve afectada la televisión al no tener eventos que transmitir en vivo, sino también las casas de apuestas.  “La industria de las apuestas manejan al año en Estados Unidos alrededor de 9 mil millones de dólares y sólo del basquetbol que es uno de los deportes en los que más se apuesta allá”, aseguró.