Por primera vez en más de 44 años, una misión espacial ha traído a la Tierra nuevas muestras de roca lunar: la sonda china Chang’e 5aterrizó hoy en el norte del país asiático, convirtiéndolo así en el tercero, tras Estados Unidos y la extinta Unión Soviética, en lograrlo.

“La cápsula de regreso del proyecto de exploración lunar Chang’e 5 aterrizó con éxito a las 01:59 hora de Pekín del 17 de diciembre en la zona prevista del área de Siziwang, en (la provincia septentrional de) Mongolia Interior”, anunció hoy en un comunicado la Administración Nacional del Espacio de China (ANEC).