El coronavirus dejó en California la primera muerte de un menor de 18 años conocida en Estados Unidos, indicaron este martes fuentes sanitarias. 

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles informó este martes de 128 casos y tres nuevas muertes, incluido el joven residente de la ciudad de Lancaster. No precisó la edad o sexo de la víctima, ni tampoco si tenía una enfermedad subyacente.

Varios estudios coinciden en que el virus afecta desproporcionadamente a pacientes de edad avanzada y a los que tienen afecciones subyacentes.

La COVID-19 no discrimina por edad, raza o nivel de ingresos”, dijo Barbara Ferrer, directora de Salud Pública del mayor condado del país, con 10 millones de habitantes.