Córdoba.- El pasado viernes 25 de diciembre, el veterano Mexicano que combatió en la Segunda guerra Mundial, el Sargento Segundo, Fernando Nava Musa, quien fue miembro de la Fuerza Aérea del Escuadrón 201, falleció.

Descrito como “la mascota”, “el ayudante de lavaplatos”, “el último de la fila” y hasta como “el soldado más raso”, el Sargento 2º Fernando Nava Musa se convirtió en veterano de la Segunda Guerra Mundial a la edad de 16 años. 

Con sólo 15 año de edad y alumno de la Academia Militarizada México, Fernando Nava Musa escapó de su casa y literalmente se coló en el Escuadrón 201 con ayuda de tres amigos. Después de algunos días, mientras la unidad se encontraba en adiestramiento, el Coronel Antonio Cárdenas notó que tenían un advenedizo; sin embargo, mostró simpatía por el joven y por sus deseos de servir en el frente. Por tal razón, bajo una petición especial al General Lázaro Cárdenas, quien para entonces fungía como Secretario de la Defensa Nacional, se aprobó el alta de Fernando Nava Musa como Soldado Raso del Escuadrón 201 de la FAEM.

Básicamente, Nava era el ayudante de todos, el de menor grado y el más joven de toda la unidad; pero tras combatir a los japoneses en las Filipinas, volvió a México, con 19 años de edad, condecorado y fue ascendido a Cabo; posteriormente continuó en el Ejército durante tres años más y causó baja como Sargento 2º de Mecánica de Aviación. Al poco tiempo abandonó México, persiguiendo el sueño americano; sin embargo fue reclutado por la Marina de Estados Unidos al estallar la Guerra de Corea. En 1953 se convirtió en veterano de un segundo conflicto armado.

En los años posteriores, Fernando Nava realizó estudios de Ingeniería en Electrónica, se convirtió en oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y en veterano por tercera ocasión tras haber participado en la Guerra de Vietnam; siendo además condecorado con la Medalla del Corazón Púrpura.

Legión de Honor: En el 2012 al Escuadrón 201 se le otorgó la máxima condecoración militar que da el gobierno filipino: la Legión de Honor de las Filipinas por la entonces presidenta Gloria Macapagal-Arroyo.

Después de más de veinte años de servicio, se retiró de la vida militar y volvió a México. Bajo su dirección se conformó la Agrupación Nacional de Sobrevivientes de la FAEM, A.C. y su arduo trabajo voluntario por dar a conocer la historia del Escuadrón 201, devino principalmente en la develación del Monumento al Escuadrón 201 en el Bosque de Chapultepec, en lograr que el gobierno emitiese un decreto para que un día al año se conmemore la gesta heroica del Escuadrón 201 (cada 2 de Mayo), en crear una exposición museográfica permanente sobre la Historia de México en la Segunda Guerra Mundial y en que los veteranos mexicanos del Escuadrón 201 fuesen reconocidos públicamente, siendo partícipes por primera vez en el desfile militar del 16 de Septiembre en el año 2015.

En la delegación Iztapalapa se encuentran el Monumento a los militares mexicanos de la FAEM, Escuadrón 201.

Por todo esto y por más, el Sargento Nava es parte de la historia de México, además es uno de los protagonistas principales del libro “Escuadrón 201”, el cual es una recopilación de memorias. 

Pilotos sobrevivientes del Escuadrón 201 en el Desfile militar del 16 de septiembre de 2015.

Con información de Escuadrón 201