Orizaba.- Un trailero murió este lunes en el Hospital Regional Río Blanco, luego de sufrir un infarto, al complicarse su estado de salud debido a una lesión cerebral que presentaba.

De acuerdo con las autoridades policiacas, el finado no ha sido identificado y permanece como desconocido en las instalaciones de la funeraria Gutiérrez.

Lo que se sabe del trailero es que ingresó el domingo al mediodía al Hospital Regional, inconsciente.

Desde su internado se determinó como grave su estado de salud, y su recuperación de pronóstico reservado.

Desafortunadamente la madrugada de este lunes el hombre murió, por lo que personal del MP acudió a tomar conocimiento para dar fe.

El cuerpo fue recogido por personal de la funeraria Gutiérrez, en donde permanecerá a disposición de la autoridad competente.

Se espera a que familiares lo identifiquen, en tanto que la AVI al mando del comandante Antonio Lobato profundizará para tratar de esclarecer si hay o no delito por esclarecer.

 

Gabriel Lagos

El Buen Tono