La NASA continúa trabajando para recuperar la cámara principal del telescopio espacial Hubble (Wide Field Cemera 3) que dejó de funcionar el 8 de enero.

El software instalado en la cámara detectó que algunos niveles de voltaje dentro del instrumento estaban fuera del rango predefinido. Como está previsto en esas condiciones, el instrumento suspendió de forma autónoma sus operaciones como medida de seguridad.