Tras presentar fiebre alta y asumir que podría estar infectado de coronavirus, Till Lindemann, vocalista y líder de la banda alemana Rammstein, fue ingresado a la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Berlín, sin embargo, los resultados de la prueba para la COVID-19 fueron negativos.

Los médicos del hospital diagnosticaron a Lindemann con neumonía, por lo que fue puesto bajo cuidados médicos para ver su evolución y resaltaron que su estado de salud no representa ningún riesgo para su vida.