Al menos seis muertos dejó hoy la represión de una manifestación en Bagdad, en una jornada de protestas contra el gobierno de Irak que se extendieron a otras partes del país, como en Najaf, donde un grupo de personas incendió el consulado iraní.

Funcionarios iraquíes señalaron que seis personas murieron luego que las fuerzas de seguridad dispararon munición real contra los manifestantes en Bagdad, ciudad que junto a localidades de mayoría chiita en el sur de Irak han sido epicentro de los disturbios que iniciaron en octubre pasado.