Aunque el material genético del SARS-CoV-2 todavía puede detectarse en muestras respiratorias o de heces durante varias semanas, un examen sistemático y un metaanálisis de tres coronavirus humanos publicado en la revista The Lancet Microbeno ha encontrado ningún virus vivo (que pueda causar infección) en ningún tipo de muestra recogida más allá de los nueve días del inicio de los síntomas. Según sus resultados, las personas con el SARS-CoV-2 tienen más probabilidades de ser altamente infecciosas desde la aparición de los síntomas y los cinco días siguientes.

“Nuestros hallazgos coinciden con los estudios de rastreo de contactos que sugieren que la mayoría de los eventos de transmisión viral ocurren muy temprano, y especialmente dentro de los primeros 5 días después de la aparición de los síntomas, lo que indica la importancia del auto-aislamiento inmediatamente después del comienzo de los síntomas”, explica el líder del estudio, Muge Cevik, de la Universidad de St. Andrews (Reino Unido),