• En Veracruz
  • La directora del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli, María de la Cruz Jaimes García externa que son abusadas sexualmente y obligadas a realizar esta práctica
  • Resalta que de continuar estas prácticas “el Gobierno del Estado seguirá siendo responsable de tantas muertes de mujeres por abortos mal aplicados”.

Orizaba.- La directora del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli, María de la Cruz Jaimes García, manifestó que en Veracruz las niñas siguen siendo abusadas sexualmente por familiares y conocidos, que se ven obligadas en algunos casos a practicarse abortos clandestinos. 
Dijo que se trata de un problema que está latente en nuestra sociedad y que con la pandemia se incrementaron los casos, aunque no tiene cifras oficiales, dijo que se conocen de algunos casos.
“Cuando las niñas son abusadas sexualmente, cuando las mujeres son violentadas, cuando tiene la necesidad de abortar por la causa que sea, es una decisión personal, deben de haber mecanismos de acompañamiento, de los contrario el Gobierno del Estado seguirá siendo responsable de tantas muertes de mujeres por abortos mal aplicados”, resaltó. 
Destacó que en la estadística del 2019 unas 2 mil 500 mujeres y niñas que fueron obligadas a parir porque no se les aplicó un aborto “y eso es muy lamentable porque en Veracruz las niñas son abusadas sexualmente por sus padres, por tíos, por hermanos, por vecinos y no hay esta garantía de que se les pueda realizar una interrupción legal del embarazo, son prácticamente obligadas”. Indicó que las niñas están siendo violentadas en sus derechos humanos porque después de haber sido abusadas sexualmente las revictimizan porque “son niñas teniendo bebés”.