A fin de tranquilizar a los niños, Maria van Kerkhove, encargada de supervisar la gestión de la pandemia en la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que Santa Claus es inmune a la COVID-19, por lo que no tendrá ningún inconveniente en entregar regalos esta Navidad.

En conferencia de prensa, la supervisora reconoció que San Nicolás podría formar parte de la población vulnerable por ser un anciano, pero que é y su esposa se encuentran bien.

“Comprendo la preocupación sobre Santa Claus, porque es un anciano, y potencialmente forma parte de un grupo de edad con más riesgos frente al coronavirus”, explicó Van Kerkhove.