La Organización Mundial de la Salud aseguró el viernes que la situación de la covid-19 se estabilizó en Brasil y consideró que sería “un éxito para el mundo” que se frenara la rápida transmisión del virus en el gigante latinoamericano.

El director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, indicó en una rueda de prensa por videoconferencia que se había producido “un claro descenso en varias partes de Brasil”.

Por detrás de Estados Unidos, Brasil es el segundo país en el mundo con un mayor número de muertos y diagnosticados positivos por el nuevo coronavirus.

La aceleración de los casos se estabilizó, pero sigue habiendo un número muy elevado de casos y demasiado elevado de muertos”, afirmó Ryan sobre un país en que en la última semana fallecieron 6.900 personas por la pandemia y se diagnosticaron 290.000 positivos.