ads

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, insistió hoy durante la Cumbre Global de Vacunas, en la necesidad de que la vacuna contra el COVID-19 sea un bien público mundial.

Nuestro deber compartido es asegurar que, una vez que la vacuna esté disponible, esté disponible para todos”, afirmó Adhanom.

Para el funcionario, la pandemia de COVID-19 vino a recordar la fragilidad de la vida y de la salud.

COVID-19 es un recordatorio devastador de la fragilidad de la vida y que en nuestra aldea global, la salud individual depende de la salud colectiva”, señaló el secretario general.

Además señaló que la pandemia ha puesto en peligro muchos de los avances de algunas campañas de vacunación.

La pandemia COVID-19 está desenmarañando muchas de las ganancias que hemos logrado. Se han interrumpido las campañas de vacunación contra la poliomelitis, el cólera, el sarampión, la meningitis y el Virus de Papiloma Humano, lo que pone en riesgo a cientos de millones de personas”, dijo Adhanom.

ads