Superiberia

Minatitlán.- Los primeros indicios recabados por autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) apuntan a que Jibrat Farit Díaz Rivera podría ser el responsable de asesinar a su esposa Gretel, antes de incendiar su casa en donde murió él y su hijo de dos años, Sebastián.

La muerte de la familia causó consternación entre la comunidad veracruzana, luego de que se difundió que los tres fueron encontrados quemados al interior de su vivienda en la colonia Eduardo Soto Inés, de la ciudad de Minatitlán, el pasado 30 de enero.

Autoridades confirmaron que se investigaba al padre del bebé como el presunto responsable de causar el incendio, luego de asesinar a su esposa y su hijo; el gobernador Cuitláhuac García Jiménez ratificó la versión este lunes 1 de febrero en una rueda de prensa concedida en Palacio de Gobierno.

García Jiménez señaló que Jibrat Farit dejó notas escritas con la descripción de lo que haría tras asesinar a su esposa, lo que es considerado como la principal prueba que la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene sobre el móvil del caso.

“Se tienen todos los datos que indican eso, pero hay uno que es muy contundente, dejó notas, unos recados, en donde relata que iba a cometer esos actos (…), un hecho muy lamentable en donde le quita la vida a su esposa y de alguna manera le quita la vida a su hijo y después él se quita la vida”, declaró el gobernador.

De acuerdo con los informes forenses, Gretel murió por asfixia durante un ataque de su esposo, mientras que el bebé Sebastián, de dos años, falleció por la inhalación de humo. El presunto responsable habría fallecido al incendiarse.

“Los primeros indicios señalan como el responsable al jefe de familia, que asesinó a su esposa, el bebé se ahogó con el humo en asfixia, se asfixió por el humo que él mismo provocó y finalmente él se quita la vita incendiándose junto a los cuerpos”, dijo el gobernador.

En las indagatorias, especialistas analizan si el responsable actuó bajo el influjo de alguna droga, ya que las investigaciones realizadas en el entorno familiar apuntan a que el asesinato de Gretel y su hijo ocurrió en un contexto de violencia familiar.

“Lo que se va ahora a investigar es el nivel de sustancias que él pudo haber ingerido, porque se indagó el entorno familiar, pues que era una persona conflictiva que ingería drogas, en ese entorno familiar se daba esa situación, triste, lamentable”.

Vecino