Las cámaras de seguridad de un concesionario de autos usados ​​en Eastchester (Bronx, Nueva York) captaron un brutal ataque contra los empleados y clientes del negocio, que se registró la noche del 21 de septiembre.

De acuerdo con la policía, al menos tres asaltantes abrieron fuego y realizaron un total de 14 disparos.

En las imágenes se ve cómo se rompen las puertas de cristal, varias personas tratan de escapar, mientras que un padre de tres hijos, todos sentados en un sofá, tuvo que arrojarlos al suelo para salvarles la vida.