Superiberia

Córdoba.- Meseros se han visto afectados por la pandemia, por lo que desde que inició la contingencia en marzo de 2020, algunos han tenido que migrar en busca de mejores oportunidades laborales y otros cambiaron de giro, sobre todo a la venta de comida, señaló Timoteo Guevara López, representante de los meseros independientes.

En total agrupa 200 meseros, algunos han recibido apoyo de financiamiento por parte del gobierno estatal y federal, aunque otros optaron por no solicitar ayuda debido a que no tienen forma de pagar, pues las ventas no son buenas.

Agregó que a un año de la pandemia, la situación económica de los meseros es grave, no se han podido recuperar porque los salones de fiesta aún no abren su servicio al público, no hay fiestas o reuniones y eso les afecta.

Reiteró que no hay buenas condiciones económicas para el sector que representa, ya que además la zona centro sigue en semáforo epidemiológico naranja y las actividades detenidas.

“Muchos migraron en busca de mejores condiciones de vida, pero en todo el país está igual, es complicado para todos y no vemos para cuándo se recupere”, enfatizó.

Vecino