Superiberia
  • En los sexenios de Calderón y EPN
  • que les finquen responsabilidades penales por el despilfarro ocasionado

CDMX.- El presidente Andrés Manuel López Obrador exhibió las pérdidas que provocó a Petróleos Mexicanos (Pemex), en sólo cuatro años, un contrato con Odebrecht que heredó el país de los mandatos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.
A través de una subsidiaria, Odebrecht, considerada una de las empresas más corruptas y corruptoras del mundo, provocó un quebranto total de 667 millones de dólares, equivalentes a 13 mil 749 millones de pesos, sólo entre 2016 y 2020.
El director de la petrolera informó que se tenía “un suministro obligatorio de 66 mil barriles diarios de gas etano por 20 años con prórrogas hasta de 15 años adicionales”.
Respecto al contrato con la filial de la empresa brasileña, Braskem, Octavio Romero Oropeza precisó que Pemex no tenía el volumen requerido por el contrato, porque la empresa también requiere el combustible para sus
propias plantas de
etileno.
Con este panorama, “estábamos en el peor de los mundos, porque no podíamos surtir las plantas de Pemex, ni podíamos cumplir con el acuerdo de ese contrato”, afirmó.
“Por cada barril no suministrado debajo de los 66 mil barriles, Pemex debía pagar 200 por ciento de penalización, en cambio la empresa Odebrecht-Braskem sólo el 30 por ciento”.
El contrato desigual, expuso el funcionario, requería que en caso de incumplimiento, Pemex pagara penalizaciones iguales al valor del negocio en marcha, que hasta la firma del nuevo convenio, ascendió a cinco mil 200 millones de dólares.

Vecino