Cd. Mendoza.- El gobierno municipal reforzará las medidas de ordenamiento constatados en el reglamento de comercio para culminar con el desorden que todavía prevalece entre los más de 400 vendedores, reconoció el regidor Fausto Ramírez Velázquez.

Y es que el comercio en el municipio es un tema delicado, pues a pesar de los constantes programas de reordenamieno implementaron durante dos años de administración, los comerciantes apenas comienzan a entender lo que representaba esta situación de invadir las calles. “Los programas de ordenamiento comercial han avanzado en cierta medida a dos años de administración, ya que de un 60 por ciento se ha avanzado a casi un 80 por ciento; se marcaron líneas en la calle de Industria y Morelos para poder liberar las vialidades que se encontraban invadidas por puestos, afectando el libre tránsito de transeúntes, automovilistas e incluso de vecinos”.

Detalló que la cifra actual de comerciantes que se encuentran establecidos en la ciudad, que abarca fijos y semifijos es de 450, y este número se incrementa hasta un 30 por ciento los fines de semana, debido a que la difícil situación económica de la zona obliga a algunos a salir a vender para obtener un ingreso extra que ayude en sus finanzas.

“La instrucción del alcalde Luis Felipe Marcial Alvarado es de reforzar los mecanismos de servicio con eficiencia y calidad humana, por lo que para el resto de la administración, lo referente al comercio debe encontrarse totalmente saludable, es decir, ordenado, con una visión al crecimiento para poder entregar al siguiente gobierno sin problemas”.

Este programa de reordenamiento ahora incluirá el interior del mercado Morelos, donde se han detectado anomalías en cuanto al posicionamiento de expendedores o canasteras sobre los pasillos, lo que dificulta el paso para poder caminar, pero sobre todo representa un riesgo ante una contingencia; aunque detalló que en ocasiones, la renuencia de la gente es tal que se niegan a cambiarse, se aplicará porque forma parte no sólo de la imagen del zoco sino de su seguridad.

 

Carlos Guevara

el Buen Tono