Córdoba.- Un rezago de al menos 25 años es lo que podría registrar el sector de Salud público, lo que impide que aún cuando se cuenten con médicos certificados, carezcan de las herramientas para desempeñar su labor.

Mario Maza, director médico de conocido hospital, a su consideración, la diferencia, en su mayoría, entre los hospitales públicos y privados es la tecnología que usan, debido a los recursos que se aplican para la mejora de las instituciones. “El recurso yo creo que existe, pero no llega a donde debe de ser”.

A diferencia de un hospital privado, dijo, en la mayoría de las instituciones públicas los recursos no llegan a donde deben llegar.

De ahí que se da la falta de equipo adecuado, e incluso hasta medicamentos, pese a ser un artículo fundamental para la atención de los pacientes.

A su consideración, el sector público tiene, incluso, un alto número de médicos generales y especialistas altamente preparados, al grado de competir a nivel internacional; sin embargo, sí se ven limitados para poder actuar.

De ahí que el rezago que vive el sector Salud público oscila en la falta de herramientas, anotó Maza. 

“Aquí la situación es que la tecnología se ha rezagado”.