Córdoba.- Debido a que en las zonas rurales pocos lugares de Salud cuentan con todos los insumos necesarios para atender casos positivo COVID-19, preocupa a los productores cafetaleros y sus entornos laborales el contagio, pues como tal no tienen seguro social y al registrarse casos positivos sus remedios caseros son los que los ‘sacan adelante’ de la enfermedad, argumentaron Inocencio Martínez y Rómulo Melchor Vallejo, representante de Alianzas y Organizaciones por Veracruz y presidente de la Unión Nacional de Cafetaleros el Barzón, respectivamente.
Inocencio Martínez, argumentó que él tiene conocimiento de algunos casos en Coatepec, en la comunidad de Pacho Viejo existe una población de enfermos y alrededor de seis defunciones, “la gente del campo debe trabajar porque no tienen de otra, dependen del campo y necesitamos los volteen a ver”.
Por su parte, Melchor Vallejo dijo que es responsabilidad de la Secretaría de Salud dar voz y alerta en los municipios rurales, como la Sierra de Zongolica, Coatepec, Ixtaczoquitlán, entre otros.
“Deberían establecer programa emergente de atención inmediata, hay mucha migración de la sierra a la ciudad, hay compañeros que van a la Ciudad de México a laborar 15 días y pues están en contacto masivo, otros más van a Chihuahua, Los Cabos y pueden ser portadores del COVID-19 y esto puede causar estragos serios en la población rural, recuerden no tenemos acceso a servicios médicos”.
Dio a conocer que la falta de apoyos económicos hace que la gente del campo emigre a ciudades donde el “foco rojo” es más alto, a consideración de sus municipios o de la ciudad de Córdoba.
“En la localidad de San Sebastián salen dos carros cada semana para la Ciudad de México, hablamos de 80 a 100 personas que viajan, imaginemos la sierra de cuanta gente no sale a Sinaloa, Tijuana o Los Cabos y aquí existe riesgo de todo tipo”.
Inocencio Martínez, recalcó que hay productores que no reciben los apoyos económicos por parte del Gobierno Federal, aplicando un programa emergente para rescatar el campo veracruzano el cual se está viendo lacerado, “los productores del campo no están dolidos, ellos quieren recursos para producir”.
Dice que son valorados por el Gobierno, pero los recursos dados al sector son cada vez más cortos y a esto le suman que las Cámaras de Diputados no responden a los recortes que se
hacen.