Para reactivar la economía nacional, es fundamental acabar con la asignación directa de obras y las invitaciones restringidas a
determinadas constructoras, consideró el presidente nacional de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC), Ricardo García de León Coria.


El empresario mencionó que plantean modificaciones a la Ley de Obra Pública para que todas las contrataciones de obra sean públicas y
transparentes, sin beneficiar a determinadas empresas.

“Que se acabe la discrecionalidad de los funcionarios corruptos que asigna directamente a quienes ellos prefieren o hacen invitaciones restringidas que termina siendo una simulación que acaba como una asignación directa”, dijo.