CDMX.- El país se encuentra dentro de los 10 principales productores mundiales de jitomate. Los abastecedores de los 32 estados de la República Mexicana suman un total anual de tres millones 780 mil 950 toneladas.

Cabe hacer notar que Sinaloa destaca como líder con más de un millón de toneladas, lo que significa que aporta 22.5 por ciento del total.

A nivel internacional el tomate rojo mexicano tiene un lugar privilegiado, se encuentra dentro de los primeros cinco productos más exportados de México, con más de un millón 684 mil toneladas anuales, lo que genera un valor de mil 734 millones de dólares, dieron a conocer.

Es bien sabido que nuestro principal cliente es Estados Unidos, que a lo largo del tiempo se ha ido clarificando y fortaleciendo la relación comercial existente en este producto; también se vende a Canadá, Japón, Costa Rica, Cuba, Emiratos Árabes Unidos y Francia.

El jitomate es uno de los productos más utilizados en la cocina mexicana, se encuentra desde la época de los aztecas, ellos lo conocían como xictomatl, que significa fruto con ombligo. 

Lo encontramos en las salsas, le da color a las sopas, caldillos, purés, en el arroz y no se diga del sabor que otorga a las ensaladas frescas o a nuestros emparedados o hamburguesas que tanto le gustan a los niños.  El consumo de jitomate trae muchos beneficios a la salud, debido a que contiene vitamina A, C y K, lo que ayuda a combatir diversas infecciones.

Por su contenido de licopeno, es un antioxidante que contribuye a proteger la piel de los rayos ultravioleta.

Por su elevado potasio, magnesio y fósforo, contribuye al buen funcionamiento del cerebro y músculos.