XALAPA.-  Sin dar la cara Miguel Ángel Yunes Linares trata de exhibir al Gobierno actual a cada momento, luciendo sus “habilidades”, insinuando el poder económico regalando dinero y buscando la forma de debilitar la imagen de Cuitláhuac García Jiménez, del partido Morena, pero parece que hoy será para el ex Gobernador un día muy difícil, porque la Presidencia de la República ha encendido sus luces de alarma y va a proceder.

De un momento a otro, la Carpeta de denuncias en contra de Yunes Linares, se podría reactivar en las próximas horas y ahora sí proceder en consecuencia.

 Yunes Linares no tuvo la capacidad de ver esa benevolencia de López Obrador, quien en campaña fue ofendido, retado e insultado por él y su hijo, el malogrado candidato a la gubernatura.

Ayer lunes en la Presidencia de la República hubo una reunión entre el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, en la que el tema central fueron las denuncias contra Miguel Ángel Yunes Linares.