El pasado domingo se registró en la superficie solar la erupción más potente en tres años, según ha comunicado el Laboratorio de Astronomía Radiológica Solar del Instituto Físico de la Academia de Ciencia de Rusia.

El estallido alcanzó una potencia de M4.4 según los detectores orbitales de rayos x, lo que lo sitúa entre los más fuertes en la escala de 5 niveles, siendo M es la segunda clase más potente tras X.

La última vez que se detectaron erupciones solares de tal potencia fue en el otoño boreal de 2017.