Córdoba.- El Síndico Único, Luis Díaz Barriga, admitió que dentro de la Policía municipal, 65 uniformados no aprobaron los exámenes de confiabilidad, pero justificó, no pueden ser despedidos porque hay un déficit de policías en la ciudad.

Por su parte, Portilla -el alcahuete de Lavín- responsabilizó al Centro de Evaluación y Control de Confianza de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de no apurarse en la evaluación de los policías a pesar de que su administración les está pagando para eso.