ads

ESPAÑA.- El rey emérito de España, Juan Carlos de Borbón, cobró alrededor de 4.2 millones de euros (105 millones de pesos) por mediar en una operación inmobiliaria en Playa del Carmen, “a mediados de la década de los 90”, en la que participó la multinacional de la construcción OHL. El pago fue a una empresa “fantasma” en 2009, creada por el ex monarca.
El primo del rey emérito, Álvaro de Orleans, declaró a la Fiscalía suiza que la operación ocurrió entre las presidencias de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo. Entre dichos cargos está el del pago de comisiones ilegales al rey Juan Carlos para la construcción del tren de alta velocidad a La Meca. El fiscal Yves Bertossa es el hijo de Bernard Bertossa, quien investigó a Raúl Salinas.

ads